También esto pasará

“Érase una vez que en un lugar muy lejano, tal vez China, había un emperador poderosísimo y listo y compasivo, que un día reunió a todos los sabios del reino, a los filósofos, a los matemáticos, a los científicos, a los poetas, y les dijo: «Quiero una frase corta, que sirva en todas las circunstancias posibles, siempre.» Los sabios se retiraron y pasaron meses y meses pensando. Finalmente, regresaron y le dijeron al emperador. «Ya tenemos la frase, es la siguiente: “También esto pasará.”»

Milena Busquets, ‘También esto pasará’

Advertisements

Intereses de clase

«Los hombres han sido siempre, en política, víctimas necias del engaño ajeno y propio, y lo seguirán siendo mientras no aprendan a descubrir detrás de todas las frases, declaraciones y promesas morales, religiosas, políticas y sociales, los intereses de una u otra clase»
Vladimir Ilich Uliánov – via www.simplescomillas.com

Un buen principio

Conseguir el cambio depende del sacrificio y la organización de los de abajo. Una revolución democrática se consigue cambiando la balanza de poder, dando el poder a la sociedad. Esto significa servicios públicos democráticos en lugar de en manos privadas como las redes ferroviarias o la energía, justicia fiscal con impuestos adecuados para los de arriba, más derechos laborales incluyendo a los sindicatos, que son el mayor movimiento democrático del país, difundir la democracia más allá de la política ofreciendo a la ciudadanía control sobre su economía y puesto de trabajo… Esta sería una pequeña base para desplazar el poder de los de arriba al pueblo. Podría ir más allá pero me parece un buen principio.
Owen Jones – via ctxt.es | Contexto y Acción

La pantomima

Los españoles aspiran, con toda justicia, a una reparación, pero a menudo lo que se encuentran es con una parálisis extendida a lo largo de años, que termina en turbiedades procesales, prescripciones y fortunas a buen recaudo en el calor discreto de la familia, mientras los protagonistas del delito sostienen la pantomima de la insolvencia bajo una barba de tres días.
– David Trueba, en EL PAÍS

El relato y la realidad

“Tengo la impresión de que el talmudismo empieza a cansar, hay una cierta saturación. En estos momentos el periodismo en España, con todas las dificultades económicas, posiblemente está cogiendo una nueva curva: creo que en estos momentos hay un cierto regreso, para quien lo sepa hacer, hacia un periodismo más genuino, hacia la escritura, hacia la capacidad de explicar historias verdaderamente interesantes que conecten con las preocupaciones de fondo de la gente, un periodismo que tenga más en cuenta los intereses de la gente y relativice algo más los intereses de las estructuras de poder. Está en el ambiente que esto vuelve a aflorar y aquí veremos competiciones interesantes (…).

El periodismo es, en definitiva, relato. Y desde que alguien empezó a escribir la Biblia, o funciona o no funciona. ¿Y por qué funciona o por qué no funciona? Este es el misterio. En cada momento hay alguien que fracasa y alguien que acierta. Yo creo que el relato funciona cuando se ajusta a la realidad, cuando hay una dialéctica auténtica con la realidad. El problema del exceso de opinión en la prensa en estos momentos es que al final hay toda una serie de gente subida a un taburete que va diciendo que las cosas tienen que ser así o tienen que ser asá y, coño, la realidad es absolutamente impasible ante lo que diga esta gente (…).

Creo que el periodismo se reconfigurará con toda seguridad, y ya empieza a haber indicios. Los medios de comunicación se enfrentan a un proceso darwinista que será bastante duro, esto me parece bastante claro, pero no quiere decir que desaparezcan todos. Están entrando en un periodo de dura adaptación a las nuevas circunstancias, y conjuntamente nacerán y están naciendo nuevas formas, a base de ir probando. Pero estoy seguro de que en los próximos 25 años habrá publicaciones relevantes, sobre todo en Internet pero también en papel, y que el periodismo seguirá siendo una actividad interesante”.

Enric Julian, en JotDown (10/06/13)

Los nuevos amos

“Que estemos viviendo la dureza del mundo como una fatalidad, que parezca que se nos han escapado definitivamente de las manos las riendas de nuestro propio destino, no puede constituirse en una condena inapelable. Nos desangramos intentando hacernos cargo del sinsentido de lo real, del endemoniado caos del mundo, entre otras cosas porque hemos abandonado cualquier expectativa de racionalidad, ya que tal rasgo solo se predicaba de las acciones humanas, y estas que ahora constituyen el entramado de nuestra vida social aparecen como acciones sin dueño, como los efectos de fuerzas ciegas y sin control al margen de la voluntad humana. Pero semejante apariencia resulta por completo engañosa (…). La fachada mecánica, naturalista, impersonal con la que hoy se nos presenta el mundo es el disfraz más eficaz que han podido encontrar sus nuevos amos”.

Manuel Cruz, Cuando todo es campo de batalla, en El País  (10/06/13)

Va a ser verdad XXII

“Para mí, una redacción necesita un continuo debate colectivo, sincero y todo lo bronco que haga falta. Para eso se inventó la «mesa de redacción», para trabajar colectivamente. Un diario es eso, un tumulto, una tormenta de ideas y sandeces.”

Enric González, Memorias líquidas, (2013)